Fibromialgia, 4 Costumbres Diarias Que Pueden Dañar Tu Salud. Lee y Comparte!!!

Si bien la mayoría de la gente sabe que fumar es malo para su salud, y comer demasiada comida chatarra no es bueno para la cintura, hay muchos otros malos hábitos sutiles que también pueden sabotear su vida.

Algunos de estos hábitos pueden ser difíciles de reconocer, especialmente si son parte de su rutina normal.

No notarás ningún efecto dañino de inmediato. Pero con el tiempo afectarán seriamente sus relaciones, su salud física y su bienestar psicológico.
Vea si hace alguno de estos en forma constante.

1- Recordando eventos estresantes

Pensar en un evento estresante de su pasado, ya sea hace cinco años o cinco minutos, no es bueno para su bienestar psicológico.

Un estudio de 2017 publicado en Behavior Research and Therapy descubrió que la rumiación (centrarse compulsivamente en la angustia propia en lugar de encontrar soluciones), conduce a un aumento de los síntomas depresivos. Cuantas más pensaban las personas en un evento estresante, era más probable que se deprimieran.

Los investigadores encontraron que la disminución de volver a pensar en ello ayudó a aliviar el estado de ánimo deprimido.
Tenga en cuenta cuánto tiempo pasa pensando en los eventos estresantes de su vida.

En lugar de repetir las cosas que no puede cambiar, comprométase a poner su energía en causas más valiosas, como planificar para el futuro o disfrutar el momento.

2- Quejarte a tus amigos de tus problemas

En líneas similares, puede pensar que llamar a un amigo para quejarse sobre su mal día ayuda a liberar emociones reprimidas. Pero en lugar de liberar malos sentimientos, los estudios muestran que es más probable que esto amplifique tus emociones negativas.

Un estudio de 2011 publicado en el Journal of Clinical Child and Adolescent Psychology encontró un vínculo entre recordar hechos estresantes (el comportamiento en el que una relación de pares se centró en conversaciones negativamente orientadas), y la depresión.

Los niños que tienden a repetir sus problemas con sus compañeros tenían más probabilidades de ser diagnosticados con depresión.

Por supuesto, la repetición no solo es mala para los niños. Un estudio de 2008 publicado en Hormones and Behavior encontró que hablar sobre sus problemas con amigos, aumentaba los niveles de hormona del estrés en las mujeres.

Así que, si bien puede pensar que hablar de sus problemas con amigos reduce el estrés, reavivar sus dificultades, en realidad puede aumentar sus emociones negativas y mantenerlo estancado, y de mal humor.

3- Usar la autocrítica

Ya sea que se llame estúpido a sí mismo cada vez que cometa un error, o que señale todos los defectos que ve al pasar por un espejo, la autocrítica dura puede ser un hábito de toda la vida.

Humillarte es malo para tu salud mental. Un estudio de 2014 publicado en Personality and Individual Differences, encontró que la autocrítica dura aumenta los síntomas depresivos.
La autocompasión, por otro lado, se ha relacionado con una mayor salud psicológica, y resiliencia.

Cambiar tu forma de pensar podría ayudarte a sentirte mejor. Es un hábito difícil de romper, pero con un esfuerzo concentrado, puedes aprender a desarrollar un diálogo interno más amable.

4- Navegar por las redes sociales

Ya sea que estés navegando por Facebook, o disfrutes jugar en Pinterest, pasar tiempo en las redes sociales puede ser malo para tu salud mental.
Irónicamente, los estudios han descubierto que las redes sociales generan sentimientos de aislamiento.

Cuanto más tiempo pasa la gente en los sitios de redes sociales, más aislados se sienten. Y el aislamiento social es malo para su bienestar mental y físico.

Ya sea que veas una foto de vacaciones, o una foto de un automóvil nuevo… Mirar las publicaciones de otras personas en las redes sociales también puede hacer que concluyas que tu vida no está a la altura de las vidas de tus amigos. Y la investigación muestra que envidiar a tus amigos en las redes sociales puede aumentar tu riesgo de depresión.

Además, los estudios muestran que la mayoría de la gente piensa que las redes sociales los ayudarán a sentirse mejor, por lo que vuelven por más.

Pero, en realidad, los investigadores han descubierto que el tiempo que se pasa en las redes sociales disminuye el estado de ánimo de las personas.

En lugar de pasar horas desplazándose a través de las redes sociales, es mejor que invierta su tiempo y energía en interacciones en persona.

Almuerce con un amigo, llame a alguien por teléfono o programe una cena con su familia.
Las interacciones sociales de la vida real pueden mejorar enormemente su bienestar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close
error: Content is protected !!