FIBROMIALGIA: 20 cosas que deben saber los familiares

Aunque la Fibromialgia “no se vea”, sí es real.

Aunque a tí te pueda parecer que tu familiar hace poco para sentirse mejor, lo cierto es que puede estar poniendo el mejor de sus esfuerzos.

Si tu familiar acepta realizar alguna actividad que le exija mucho esfuerzo, puede desencadenar un brote.

Tu familiar no es apático.

La Fibromialgia es una enfermedad difícil de entender y, hasta ahora, imposible de curar; pero es tratable.

La Fibromialgia no es un problema psicológico.

Es normal que tu familiar pueda hacer algo hoy y mañana no.

Es importante que ayudes a tu familiar a evitar el estrés.

Tu familiar experimentará muchos cambios que debes aceptar.

Una de las mejores cosas que puedes hacer para ayudar a tu familiar es INFORMARTE.

Tu familiar puede evitar tener contacto físico contigo, no se lo tomes a mal.

Contar con tu apoyo y comprensión hará que tu familiar se sienta mucho mejor.

La fatiga de la Fibromialgia no es como el cansancio común.

Lo exprese o no, tu familiar sufre.

Tu familiar podría olvidar cosas o tener dificultad para concentrarse.

Tu familiar no es perezoso.

Tu familiar sigue apreciándote.

Para tu familiar significará mucho que le ayudes incluso con las cosas más sencillas.
Acompañar a tu familiar a sus citas médicas es una de las mejores maneras de apoyarlo.

Un buen sistema de comunicación en la familia es vital.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close
error: Content is protected !!