Las Personas con Fibromialgia no se Cuidan lo Suficiente

Inauguro mi blog hablándote de lo que he aprendido en mis años de experiencia realizando sesiones de coaching a personas con fibromialgia.

Desgraciadamente esta enfermedad sigue siendo una gran incógnita a nivel de salud. Aunque cada vez son más las investigaciones y las personas interesadas en saber el origen, causa y cura de la enfermedad, la realidad es que médicamente todavía no se ha encontrado ningún remedio que alivie los síntomas a largo plazo de las personas que sufren de fibromialgia.

Fibromialgia y Entorno Familiar

En mi experiencia atendiendo a personas que sufrís esta enfermedad, puedo decir que a pesar de las similitudes y diferencias que hay alrededor de los síntomas, hay una relación común en todas las personas atendidas. Después de hablar con muchas de vosotras y de tener la oportunidad de conocer lo que la enfermedad os hace sentir, he de decir que la alta dedicación a los demás es algo que teneis en común.

Si padeces esta enfermedad, seguramente le des muchísima importancia a tratar de hacer todo lo posible para mantener contentos a los tuyos. La entrega que muestres hacia ellos será muy alta, así como tu lealtad e implicación. Si alguien importante para ti enferma, te preocupará y harás todo lo posible por cuidarle y atenderle, si sientes que alguien está triste, tu implicación con esa persona será alta, intentarás hacer todo lo que esté en tu mano y lo que no por ayudarla, si alguien te pide algo se lo darás de mil amores.

Todo esto implica una cascada de emociones. Y las emociones en personas con esta enfermedad son especialmente importantes. Hay muchos vaivenes emocionales que surgen con la fibromialgia.

¿Pero qué hay de ti? ¿Quién cuida de ti?

Darte a los demás constantemente puede provocarte un gran desgaste físico y mental. Por ese motivo es necesario que te asegures de que realmente los demás merecen esa dedicación que tú les estás ofreciendo. Piensa que si das amor lo justo es recibirlo: ¿recibes en función de lo que das o das más de lo que recibes?

No te olvides de que tus necesidades son tan importantes como las necesidades de los demás. Recuerda que no estás aquí para satisfacer las necesidades ajenas, estás para hacer todo lo posible por ti, para priorizarte, amarte, quererte y sobre todo valorarte. Pero deja que te dé unas pocas recomendaciones para convivir con la fibromialgia. En el futuro próximo haré un post específico con más consejos.

Los Principales Consejos para sobrellevar la Fibromialgia

Con lo anterior no pretendo decirte que cada vez que des algo, tengas que pedir algo a cambio; ni mucho menos que dejes de dar y pienses solo en ti, volviéndote una persona egoísta o narcisista, ¡NO!

Lo que busco es que te des cuenta de que a la primera persona que tienes que contentar es a ti misma. Una vez hayas logrado esto, te doy un consejo: prioriza y dedícate a aquellos seres que verdaderamente te importen, a aquellas personas por las que te sientes querida, aceptada, apreciada. A aquellas personas que sepan agradecer lo que haces por ellas y de alguna manera sientas que verdaderamente te quieren y te valoran.

Lo anterior es sumamente importante para personas que han de aprender a vivir con la enfermedad, ya que si tus necesidades no son importantes para ti, será difícil que alguien de tu entorno las valore.

Te mereces disfrutar de pequeños y grandes momentos haciendo lo que te gusta, incluso si eres imprescindible para alguien (como pueden ser niños pequeños, padres mayores, etc.). Cuanto mejor estés tu, más disfrutarás de los tuyos y de ti. Cuanto más tiempo dediques a tus aficiones, a cuidar de ti, a hacer cosas que te motivan, a estar con gente divertida y positiva, mejor vas a sentirte.

Dedicarte todos los días un tiempo te ayudará a conectar con la alegría, con la vitalidad y a sentirte más motivada en tu vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: Content is protected !!