5 HIERBAS PARA ALIVIAR LOS DOLORES DE LA FIBROMIALGIA

La gran cantidad de síntomas hacen de la fibromialgia ejemplo de un trastorno capaz de afectar de todo el cuerpo.

Dentro de lo malo, al afectar tanto el cuerpo como la mente, permite que las hierbas puedan ser un tratamiento efectivo.

Las hierbas trabajan de manera integral en todo el cuerpo y la mente. Por lo tanto, un enfoque basado en hierbas y/o aromaterapia puede ser sumamente eficaz en el tratamiento de dicha condición.

1. RAÍZ DE VALERIANA

La valeriana, es un relajante muscular. Ayuda a reducir el dolor, inducir el sueño y reducir el número de puntos de dolor en el cuerpo.

Es anti-inflamatorio y anti-espasmódico, por lo que ayuda a reducir la ansiedad.

Se puede tomar esta hierba, ya sea como té, suplemento dietético o agregar el aceite esencial de valeriana a la bañera.

No sólo va a reducir el número de puntos sensibles en el cuerpo, sino fomentará las posibilidades de dormir mejor.

2. LA MANZANILLA Y LA FIBROMIALGIA

Al igual que la valeriana, la manzanilla también es un relajante muscular

Síntomas de la fibromialgia, como trastornos del sueño y el aumento de la ansiedad son aliviados por la manzanilla, puesto que tiene un poderoso efecto calmante.

Estimula el sueño placentero, reduce la ansiedad y fortalece el sistema inmunológico.

La manzanilla incentiva el alivio de la fibromialgia, por su contenido de terpenoides y flavonoides que juegan un papel en la curación y la prevención de esta enfermedad.

Cuando se toma como té, ayuda a aliviar algunos de los síntomas de la fibromialgia.

3. PIMIENTA DE CAYENA

La pimienta de cayena conocida también como chile o ají en polvo, se obtiene al moler el fruto seco del chile.
El fruto de esta planta contiene capsaicina que puede reducir la intensidad de las señales de dolor enviadas desde los nervios.

También contiene salicilatos que son una especie de compuestos de aspirina natural, pero sin causar malestar estomacal.
Es considerado uno de los mejores remedios naturales para la fibromialgia.

El chile o pimienta de cayena esta clasificada como un rubefacientes. Es decir, ayuda a calentar el cuerpo dilatando los pequeños capilares lo que a su vez aumenta la circulación.

Cuando se utiliza cayena causa enrojecimiento en la piel, cuyo efecto logra aumentar la circulación sanguínea.

Bálsamos y aceites elaborados a partir de pimienta de cayena se recomiendan a personas con fibromialgia para disminuir el dolor, ya que ayuda a los músculos doloridos y aumenta el flujo de sangre.

Cuando se utiliza con mentol, produce un tratamiento caliente helado. Para aliviar el dolor muscular, puede elaborarse una pomada y basta con aplicar sobre la zona afectada.

4. LA FIBROMIALGIA Y DIENTE DE LEÓN

Beber té de diente de león, mejora el sistema inmune de los enfermos de fibromialgia, aumenta la circulación sanguínea y logra una reducción en la inflamación.

También es benéfica para los pacientes que sufren de síndrome del intestino irritable (SII), ya que ayuda a aliviar dolencias gastrointestinales tales como hinchazón y estreñimiento.

Hacer una infusión a partir de diente de león mezclada con trébol rojo y raíz de bardana es una excelente medida para tratar la condición.

Para obtener los mejores resultados, tomar por lo menos cinco tazas de este té al día.

5. L PASIONARIA

La flor de la pasión juega un papel importante en el alivio de los síntomas de la fibromialgia al reducir el insomnio, la ansiedad y el nerviosismo.

Aumenta el nivel de un neurotransmisor químico del cerebro conocida como GABA, que ayuda a inhibir la actividad del cerebro, lo que permite dormir mejor.

Para obtener su beneficio, hacer un té, empapando una cucharadita de sus hojas secas en agua durante unos 15 minutos. En una semana de consumir dicho té, notarás mejoría en la calidad del sueño.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: Content is protected !!